Nuestros “Smart Phones” serán más rápidos en 2016

10-5G

En muchas ocasiones nuestro teléfono no puede seguir el ritmo de nuestra voraz demanda de actualizaciones de Facebook, mensajería instantánea o transmisión de vídeo online. El internet móvil generalmente resulta muy lento para tan alta demanda. Sin embargo, no hay razones para preocuparse, pues los proveedores de servicio ya están trabajando en ese tema.

Quizás hayamos escuchado muchos rumores sobre el 5G. Esta es la nueva generación de tecnología inalámbrica, y promete superar con creces la velocidad actual del 4G. Por ejemplo, la velocidad de descarga (no solo la velocidad de streaming) tomaría solo segundos en comparación con los minutos que se requieren haciendo uso de la actual tecnología.

La lucha por conquistar más usuarios es cada vez es mayor, lo cual beneficia a los clientes debido a las rebajas de precios, el aumento de los paquetes de datos, así como los bajos precios de los terminales. En general, lo que todos deseamos “mayor velocidad a menor precio”.

Sin embargo, debemos ser precavidos y no dejarnos llevar por el entusiasmo. Pese a las promesas y el intenso trabajo de I+D de compañías como Verizon Wireless, AT&T, Ericsson y Huawei, la verdad es que el completo despliegue de la tecnología 5G no estará listo antes de 2020. Aunque algunas compañías como Verizon han prometido un despliegue comercial en 2017, hay pocas posibilidades de que podamos acceder a la red en esa fecha.

Afortunadamente, existen algunas buenas noticias. En ese periodo los proveedores de servicio emplearán otros trucos para mejorar nuestra velocidad de conexión, o al menos librarnos de la congestión de datos. Uno de estas técnicas es la “Agregación de Portadoras”, que se refiere a enlazar varias bandas del espectro. Es como si agregáramos otra autopista para permitir la circulación de una mayor cantidad de vehículos, con lo cual también podemos aumentar la velocidad límite. Esto pudiera implicar un aumento de la velocidad entre un 20 % y un 30 %.

Junto con la “Agregación de Portadoras” se puede utilizar LTE-U, donde los las compañías utilizarán el espectro libre (sin necesidad de licencia) como otra vía para permitir un mayor tráfico hacia los terminales. Es como tomar prestado el canal de WI-FI y utilizar temporalmente las ondas electromagnéticas del mismo.

Por otro lado, también se ampliarán los servicios de llamadas a través de WI-FI, lo cual disminuirá los costos en las comunicaciones.

Aunque aparentemente no veamos mucho progreso en 2016, sabemos que las compañías continuarán esforzándose para echar a andar el proyecto lo antes posible. Sin embargo, aún se necesita establecer estándares comunes con los que todos puedan operar. Esto implica los protocolos con los que el hardware se comunicará con la red. Por lo que aún necesitamos un poco de paciencia para disfrutar al máximo todos los servicios de nuestro teléfono inteligente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *